TV Taragüi

Periodismo de Investigación

Loreto: Hace 4 años Valdés inauguró una Terminal, la cerraron y pusieron un bar

El 22 de marzo de 2019, cerca del mediodía, el gobernador Gustavo Valdés, junto al entonces intendente de Loreto, Sebastián Torales, inauguraba la nueva terminal de colectivos de esa localidad.

Según el parte de prensa oficial, la obra realizada por la provincia brindaría al poblado, la posibilidad de recibir al turismo como apuesta importante a los Esteros del Iberá que también bañan esa zona.

El tiempo pasó, Torales dejó de ser el jefe comunal, y su lugar fue ocupado por Orlando Maidana.

Cuatro años y medio después de aquella inauguración la terminal funcionó muy poco, hasta la llegada de la pandemia cuando quedó inactiva. Tanto que los ómnibus que llegan a desde Corrientes solo tres veces por semana, lunes, miércoles y viernes, paran en la plaza del pueblo. Los otros días deberán trasladarse hasta San Miguel, si quieren viajar a la capital correntina.

Pero aquella obra pública, producto de la inversión del dinero del Estado y de los contribuyentes, se convirtió en un pintoresco bar a todo trapo.

El dato, quien lo regentea es el hermano de la secretaría del intendente radical Pitoco Maidana, Mercedes Breard, siendo también su familia, propiedad de un comercio importante de Loreto, quien les provee la mercadería canjeada por bonos del municipio a los trabajadores. La impunidad es notable.

Nunca se observó en la toda la provincia, que la Terminal de una localidad sea explotada como un centro gastronómico, mientras los colectivos tienen que parar en otro lugar.

Como se publicitó en su momento, el pasado 7 de octubre abrió sus puertas a los habitantes de la tierra de Mario Bofil. Por su puesto, su nombre, La Estación Bar. Más corrupción que esta, casi imposible.